La maternidad

Gustav Klimt

Gustav Klimt

 

Desde que tengo recuerdos mas adultos siempre he querido ser mamá. Siempre he tenido el reloj biológico en modo on, y por más que las cosas se torcieran en cuanto a parejas, situación económica y demás adversidades, el hecho de ser madre prevalecía sobre todas las cosas. Entonces conocí al que hoy en día es mi chicuelo y fue maravilloso descubrir que el también estaba deseando ser papá. Las cosas fueron rápidas y es que después de terminar con una relación de toda una vida, y a las edades que tenemos (ahora tengo 37 añazos ya) no estábamos para andarnos por las ramas. A los 6 meses de relación nos fuimos a vivir juntos, y dos o tres meses después, y estando muy seguros de lo que sentíamos el uno por el otro, decidimos que era hora de cumplir nuestro sueño. Ahora que lo miro desde la distancia veo que todo ha merecido la pena, pero no ha sido fácil, nada fácil la verdad, porque cuando se sueña con ser madre una no se imagina que no todo es tan bonito y perfecto como te cuentan en las películas, y que hay veces, que la vida se pone perra y da la casualidad en que en el momento en el que te encuentras con mas fuerzas y cuando todo parece ser maravilloso, zas!!! patada en el estomago para que vuelvas a la cruda realidad…

Después de mucho desearlo en unos tres meses me quede embarazada. Que alegría!! todo era perfecto y maravilloso, pero sin esperarlo para nada y estando de casi tres meses empece a manchar… Sí, sé que es algo normal, que le pasa a mucha gente, pero a mi era la primera vez que me pasaba, y para mí, mi embarazo lo era todo… Tuve un aborto, me lo dijeron estando sola en el hospital, y tuve que decidir la forma de vaciarme por dentro (suena trágico, pero así lo viví yo). Después a casa, con mucho dolor, contracciones horrorosas, pero sobre todo con el corazón roto, y ese dolor fue el peor de todos.

Soy consciente de que estaba de muy poquito tiempo, y que es algo muy habitual, pero de eso me he dado cuenta después de que me pasara a mi. Porque nos os da la sensación de que nadie habla de esto?? es como si a la gente le diera vergüenza decirlo, como si fuera tabú. Pero no lo es o no debería serlo. La enfermera que me atendió ese día, muy poco afortunada ella en su comentario, dijo: “vaya día que llevamos hoy, de 9 embarazadas que llevamos, casi todas con aborto”, pues va a ser que es muy normal que pase, pero claro, yo no era consciente de eso.

El tiempo fue pasando y en cuanto el medico nos dio el OK volvimos a intentarlo. Y me volví a quedar embarazada muy rápido. Los tres primeros meses fueron muy bien, tuve la primera revisión, en la que toman medidas del pliegue nucal para ver si todo va bien, y todo salio perfecto, excepto que al día siguiente de esta revisión note como perdía liquido, como si me hiciera pipi y no pudiera controlarlo, hasta que fui al baño, me mire, y el liquido era sangre. Imaginaros como me quede en ese momento, otra vez, no podía estar pasando…fui a urgencias corriendo y fue la primera vez que escuche el corazoncito de mi peque!!! todo estaba bien, pero en la revisión no me explicaron que debido a la eco vaginal que me habían hecho, era posible que manchara un poco. Pero es que yo no manche un poco, de verdad que tenia una hemorragia que no veas!!! me habían provocado una lesión en el cuello del útero. Así que a casa en reposo hasta que se curara. Pero a partir de ahí, mi doctora me veía todas las semanas porque seguí manchando, poco, pero manchaba, así que decidió darme la baja. Y así me pase medio embarazo con miedo a ir al baño por si manchaba…

Pero todo salio bien, y la nochebuena del 2012 llego al mundo Paula, mi muñequita preciosa, la luz de mi vida, el mejor regalo de Papá Noel del mundo!!! todo mereció la pena, cada susto, cada angustia, cada dolor… y si he de calificar con una palabra mi embarazo, no seria una palabra bonita, y si tuviera que describir mis sensaciones durante el embarazo, no serian sensaciones buenas…Pero miro a Paula cada día y sigo pensando que todo mereció la pena.

Ahora la pregunta después de casi dos años seria… Volverías a repetir??? uff… no tengo respuesta…lo que si sé, es que ahora sé lo que es la maternidad, y lo que significa todo el proceso, y no todo es tan bonito como nos cuentan, no todo son embarazadas lozanas y felices, pataditas agradables y felicidad completa, no, la realidad, en mi caso, es bastante diferente.

Y habrá mamas que tuvieron embarazos perfectos, no lo dudo, pero lo que no nos cuentan, lo que nadie se atreve a decir, es en mi opinión, lo que mas nos ayudaría a pasar por ello sin habernos hecho pensamientos idealizados de lo que debería ser, porque esto al fin y al cabo, creo que es lo que nos ayudaría a vivirlo un poco mas tranquilas…

Y vosotras que opináis? habéis tenido alguna experiencia parecida?